Estimados compañeros:

Se nos acaba de marchar el cocinero del siglo XX a cocinar con el Señor. Todos hoy estamos tristes pero al mismo tiempo contentos por haberle tenido entre nosotros. Descanse en paz.

Adolfo Muñoz Martín